Con 80 años recorre el mundo en motorhome

· 25 Oct 2019 ·
Categoría:
0 Comentarios

Sara Vallejos tiene 80 años y recorre el mundo en motorhome. Nació en Buenos Aires, pero hace más de 50 años vivía en Tucumán hasta que un día, en agosto del 2017, decidió vender todo y comprar un motorhome. Se jubiló de profesora de inglés, pero antes tuvo un restaurante en su casa y fue secretaria de una fundación durante 10 años.

«No fue una decisión de hacer un viaje o travesía, sino de vivir en un motorhome, entonces vendí mi casa y mi auto y compré uno. No fue tan fácil como decirlo, pero difícil tampoco, es cuestión de tomar la decisión y una vez que la ejecutas empezás el proyecto», señaló Sara en su paso por Río Gallegos, previo a viajar a Punta Arenas.

En diálogo con La Opinión Austral sostuvo: «no tenía los medios como para comprar un motorhome como un accesorio extra, la idea era vivir viajando, así que me deshice de todo lo material, solamente conservé lo mínimo e indispensable para el viaje, me subí y arranqué”.

En 2017 salió de Montevideo, recorrió la costa y llegó a Brasil. “Ahí me embarqué con el motorhome en una balsa para recorrer todo el Amazonas, fueron 7 días de navegación hasta Manaos y cinco días más hasta Portobello. Después salí para el lado de Perú, hasta Cuzco y luego Lima, y de ahí al Amazonas donde pasé una experiencia hermosa en el medio de la selva”, relató.

A partir de allí, se movió hasta Antofagasta, Chile, y luego a Argentina. “Ahí recorrí para todos lados, volví a Uruguay, Córdoba, Neuquén y de ahí vine para la Patagonia”, contó sobre el circuito que emprendió.

Sara relató que, en lo posible, viaja acompañada por periodos cortos y según la disponibilidad de la gente va rotando la compañía. “Y si no viajo sola, no tengo problema”, resaltó. Para la viajera, “la gente en el camino es lo más, todos son hermosos lugares, pero la gente es lo que te da más satisfacción; conversar con personas distintas, con vivencias diferentes, se mira la vida con otros ojos”, reflexionó.

MÁS VITAL Y PLENA

Sará contó además que contó con todo el apoyo de su familia, compuesta por tres hijos, tres nietos y dos bisnietos. “Me siento más vital y plena que cuando empecé el viaje, se lo recomiendo a toda la gente grande, que no se quede sentada esperando a ver qué pasa, sino que salga a vivir la vida”, afirmó.

El miedo, para Sara, es “una de las cosas que la gente por ahí trata de ponerme en la cabeza, yo digo que prevención sí, cuidado también, pero miedo nunca, la gente es mucho más buena de lo que uno se imagina”.

PRÓXIMOS DESTINOS

Sara expresó que uno de los principales aprendizajes en lo que lleva de viaje “fue el desapego”. Sobre las experiencias acumuladas, sostuvo que son muchísimas: “ese es mi próximo proyecto, publicar las 80 mejores historias de este viaje. Nunca fue una idea ir de un punto a otro, no me interesan los tiempos, ni cuantos km hago por día, lo importante es vivir como cualquiera, sólo que sobre cuatro ruedas”.

“Aprendí a dejar todo lo que no es imprescindible. Tengo un placard con tres sweaters y cuatro blusas y no necesito más. Son cosas que pueden adornar la vida en determinado momento, pero también prescindir de ellas. Eso me ha gustado, vivir con lo menos posible y cero consumismo”, resaltó.

Previo a emprender viaje a Punta Arenas, donde estará presente en un encuentro internacional de motorhome, indicó que mantiene un poco de preocupación por los acontecimientos sucedidos en el país chileno; “pero después seguiré por la ruta 40 para el norte, no sé si volveré a Tucumán, si no iré donde el viento me lleve”, agregó para concluir.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.