Se realizó la identificación de las ballenas francas desde el aire

· 12 Sep 2019 ·
0 Comentarios

Se llevó a cabo el relevamiento aéreo de fotoidentificación de las Ballenas Francas Australes en Península Valdés. Durante los vuelos realizados se registraron 607 ballenas. La gran mayoría, que son madres y sus crías recién nacidas, se encuentran en el Golfo Nuevo y un número menor en el Golfo San José.

Esta información fue proporcionada por el Instituto de Conservación de Ballenas, publicada en su portal web donde describieron a detalle la actividad realizada.

49 años continuos de relevamientos aéreos fotográficos

El 8 y 9 de septiembre efectuamos, conjuntamente con el Ocean Alliance, el 49° relevamiento aéreo fotográfico anual de las ballenas francas en las costas de Península Valdés (Chubut). Registramos un total de 607 individuos incluyendo 214 crías en los Golfos Nuevo y San José.

Los relevamientos aéreos fueron iniciados por el Dr. Roger Payne en 1970 a partir de descubrir que los individuos de esta especie se podían identificar a partir del patrón de callosidades en su cabeza.

Durante los vuelos no detectamos ballenatos muertos en las costas. Los animales que mueren son estudiados por el Programa de Monitoreo Sanitario Ballena Franca Austral.

Las fotos fueron obtenidas por el fotógrafo John Atkinson del Ocean Alliance, mientras que el Dr. Mariano Sironi, Director Científico del ICB, y Marcos Ricciardi, Coordinador Regional, registraron los datos y la localización de las ballenas en un GPS. El piloto fue el Sr. Pedro Domínguez del Aeroclub de Puerto Madryn.

El Dr. Mariano Sironi comparte lo más destacado de este relevamiento:

“La mayoría de las madres y crías se encontraban en la zona costera entre Puerto Madryn y Puerto Pirámides en el Golfo Nuevo, y en el área de Bahía Fracaso en Golfo San José. Encontramos numerosas crías blancas, un tipo de coloración que luego se vuelve gris cuando crecen. En un caso, encontramos una ballena adulta morfo gris con su cría blanca, una hermosa imagen recortada contra el agua azul y turquesa. Entre Puerto Madryn y la boca del Golfo Nuevo, casi todas las ballenas que divisamos eran juveniles y algunos adultos, indicando que puede ser una zona importante de socialización para las ballenas adolescentes.”

Vuelos para foto identificar

Los relevamientos aéreos que realizamos conjuntamente entre el ICB y Ocean Alliance tienen por objetivo foto identificar los individuos, en particular las hembras con crías y no realizar un censo, aunque también contamos una parte representativa de la población. Es decir que hay todavía más ballenas en la zona, como lo demuestran los datos de un conteo aéreo realizado por investigadores del Centro Nacional Patagónico de Puerto Madryn en agosto.

Se estima que la población que utiliza las aguas de las costa chubutense, como área de cría y reproducción, es de 5.000 individuos (según la última actualización realizada en el 2012) y crece a una tasa del 5.1 % anual. Anualmente vienen al área de Península Valdés entre 1.000 a 2.000 individuos. Es decir que no todas las ballenas de la población regresan cada año.

¿En qué se relacionan “foto-identificación” y “conservación”?

Gracias al trabajo colaborativo y sostenido en el tiempo de Ocean Alliance y el Instituto de Conservación de Ballenas, hemos podido conformar un catálogo con más de 3.500 individuos de esta población, algunos que conocemos desde hace casi cinco décadas.

Al estudiar las historias de vida de individuos conocidos, podemos determinar la edad de las ballenas y la familia a la que pertenecen al identificarlas en el año de su nacimiento. También nos permite conocer los períodos entre pariciones de las hembras, monitorear cambios en la distribución de las ballenas en las costas de la península y evaluar el estado general de la población mediante el análisis de heridas y cicatrices.

El Dr. Mariano Sironi explica:

“A partir de las fotografías, utilizando modelos matemáticos podemos estimar parámetros muy importantes para la conservación de las ballenas tales como la supervivencia, la cantidad de individuos que visitan anualmente Península Valdés, el tamaño y el crecimiento de la población. En esto radica, la importancia de tener actualizado nuestro catálogo. Cada año que pasa es más importante que el anterior.

La ciencia crece gracias a un proceso que permite construir nueva información mediante al trabajo sistemático y continuado. Estamos a las puertas de completar cinco décadas de estudios continuos y es algo que nos da gran satisfacción. Además, pone a las ballenas francas de Península Valdés en un lugar de privilegio en la investigación científica en el mundo.”

Las más de 5.000 imágenes capturadas a lo largo de 7 horas de relevamiento aéreo serán proximamente procesadas por el equipo liderado por la Prof Victoria Rowntree. En Argentina, este equipo está conformado por la Bióloga Florencia Vilches, la Dra. Carina Marón y los voluntarias: Camila Muñoz, Aluminé Orce, Candela Piemonte, Carla Reatti y Maria Piotto.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.